Luego de leer esto, nunca serás la amante de un hombre comprometido

Él no va a dejar a su esposa por ti.

Por más que te diga que le hubiese gustado conocerte antes de casarse, no va a dejar a su esposa por ti.

Por más buen sex0 que le des, no va a dejar a su esposa por ti.

Por más que a te diga lo muy mal que se siente en casa, no va a dejar a su esposa por ti.

Porque él ya tiene algo seguro en casa. Tiene hijos y una mujer que, si bien, ya no la ama como antes, le sigue teniendo una gran estima por ser la madre de sus hijos. Y tú eres justamente lo que le falta para que él se sienta cómodamente: Ser la amante es como poner la cereza sobre el pastel, sólo vuelve más delicioso el postre.

En vez de renegar por el hecho de que él tarde mucho en cumplir con la promesa de dejar a su familia, reflexiona:

¿Es que acaso tan poco te haces valer que te resignas a una migajas de cariño y afecto de alguien que jamás podrá estar disponible para ti?

¿Es que acaso 10 minutos de comunicación y felicidad con él compensa horas y horas de angustia y de tristeza porque él no puede atender tus llamadas ya que se encuentra ocupado o con su familia?

Los mejores años de tu vida mientras eres la otra se te van pasando, linda. Y se pasan más rápido de lo que imaginas.