SU MUJER SE VA DE CASA ENOJADA Y LO DEJA SOLO CON SU HIJO. 2 DÍAS DESPUÉS, ELLA RECIBE ESTA CARTA.

Un padre vuelve a casa agotado de un día de trabajo. Solo quiere ver el fútbol sin tener que aguantar chillidos de niños o ponerse a hacer cosas en la casa. Pero ese día su mujer no puede más y se va de casa. Al quedarse solo con los hijos, su mundo se desmorona. Aquí tienes sus palabras:

Mi amor:

Hace dos días tuvimos una fuerte discusión. Yo había llegado cansado de los problemas del trabajo. Eran las 8:00 de la noche y lo único que quería era sentarme en el sillón a ver el partido.

Al verte te encontré agotada y de malas. Los niños estaban peleando y el bebé lloraba mientras tú lo tratabas de dormir.

Yo sólo subí el volumen de la tele.

–No estaría mal que me ayudarás un poco y que te involucrarás más en la crianza de tus hijos –me dijiste con cara de puchero mientras bajabas el volumen de la tele.

Yo enojado te contesté que “yo me pasaba todo el día trabajando para que tú pudieras quedarte a jugar en casa a las muñecas”.